¿Qué es la legítima defensa?

legítima-defensa

La inseguridad en México está deteriorando la vida social, la convivencia armónica y pacífica de nuestro entorno. Esto sucede por el crecimiento de la violencia, que se manifiesta en robos, asaltos, secuestros, y lo que es más grave, en asesinatos que cada día van en aumento, provocando que los ciudadanos vivamos con temor a ser las próximas víctimas de estos delitos. En consecuencia a esta falta de seguridad en la sociedad es que surge el derecho y necesidad del hombre de defenderse de una agresión directa como lo puede ser en un robo o un asalto.

¿Crees que estás ante un caso de legitima defensa? no dudes en contactarnos y un abogado especialista en el tema te asesorará.

¿Qué es la legítima defensa?

Es la causa o situación por la que una persona puede justificar su conducta, liberarse de responsabilidad o reducir su pena, como autor, frente a un hecho o una conducta, que esta generalmente prohibida por la ley. Esto, debido a que fue necesario defenderse de una acción que emplearon en su contra. En un sentido más práctico se dice que se actuó en defensa propia.

¿Qué condiciones debe haber para que una defensa propia sea legitima?

  1. Que la agresión sea directa y sin motivo aparente.
  2. Que haya una racionalidad entre el medio empleado para impedirla o repelerla y el acto delictivo.
  3. Que aquel que se defiende no haya provocado previamente al agresor.

¿Cuándo la legítima defensa queda excluida como delito?

Este tipo de defensa propia queda excluida como delito siempre y cuando sea repelida una agresión real, actual o inminente y sin derecho, en defensa de bienes jurídicos propios o ajenos. Además debe existir una necesidad de la defensa empleada y no medie provocación dolosa suficiente e inmediata por parte del agredido o de su defensor.


También podría interesarte: ¿Cuáles son las causas de exclusión del delito?


¿Cuándo la ley puede presumir que se actuó en legítima defensa?

La ley presume que existe legítima defensa, salvo prueba en contrario, cuando se cause daño a quien por cualquier medio trate de penetrar o penetre, sin derecho, al lugar en que habite de forma temporal o permanente el que se defiende, al de su familia o al de cualquier persona respecto de las que el agente tenga la obligación de defender, a sus dependencias o al sitio donde se encuentren bienes propios o ajenos respecto de los que exista la misma obligación. Igual presunción existe cuando el daño se causa a un intruso al momento de sorprenderlo en alguno de los lugares antes citados en circunstancias tales que revelen la posibilidad de una agresión.

¿En qué caso se habla que se presentó exceso de legítima defensa?

La víctima que ante la agresión de un tercero actúa en defensa propia, está justificada por la ley. Sin embargo, no todo le está permitido hacer, existen límites para neutralizar el ataque, que deben tener una coherencia con el nivel de la agresión. De lo contrario, la víctima se convierte en victimario haciendo un uso excesivo de la legítima defensa, misma que la ley podrá sancionar imponiendo la pena de un delito culposo.

¿Necesitas mayor asesoría sobre la legitima defensa? Completa el formulario de MisAbogados para que uno de nuestros expertos te asesore.