Régimen de Visitas y Convivencia en CDMX

"Con MisAbogados.com contrata un abogado especializado en Régimen de visitas y convivencia"

Es el establecimiento de los días y horas en que el padre que no tenga la guarda y custodia de los menores de edad (que no viva con los hijos) puede convivir con ellos, siendo un derecho para los menores como para el progenitor de convivir.

Cuando se divorcian los progenitores del menor o no viven juntos.

Cualquier progenitor puede solicitar al juez que se establezca el régimen de visitas y convivencias al momento de solicitar el divorcio o porque ya se encuentren divorciados o separados y se le condiciona la visita, no se le permite convivir con el menor o no se le permite convivir de manera continua.

El régimen de visitas es determinado por el Juez, guardando un equilibrio entre los padres, y se establece, en la mayoría de los casos, fines de semana y fechas importantes de forma intercaladas, respetando los horarios de comidas, descanso y estudio de los menores.

En caso de que el progenitor que tiene la guarda y custodia tema que la convivencia con el otro progenitor puede afectar el desarrollo del menor, hay violencia o amenaza de que el otro progenitor se lleve al menor, debe demandar ante el Juzgado y solicitarle al Juez que se lleve a cabo las convivencias familiares supervisadas.

Cuando la convivencia entre un padre o madre, familiares ascendentes y colaterales hasta el cuarto grado (abuelos, tíos, primos o sobrinos) y los menores (hijos, nietos, sobrinos o primos) se da ante la presencia de una tercera persona neutral y ajena al conflicto familiar, dentro del Centro de Convivencia Familiar que es supervisada por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

Al llevarse a cabo dentro del Centro de Convivencia Familiar, se garantiza la seguridad para desarrollarse los encuentros entre los familiares y el menor.

1) Encontrarse en un procedimiento o juicio de orden familiar.

2) Que la autoridad judicial fije que el régimen de visitas y convivencias se lleve a cabo en el Centro de Convivencia Familiar.

3) Se debe presentar un oficio dirigido al Centro que contenga la siguiente información:

  • Rubro de referencia.
  • Nombre de la persona o personas que tendrán la convivencia y del menor.
  • Día y hora en que se harán las visitas.
  • Nombre de la persona autorizada para presentar y recoger al menor en el Centro de Convivencia, así como el nombre de las personas que pudiera reemplazarla para recoger al menor cuando no pudiera asistir, y copia certificada de las identificaciones oficiales de cada una de las personas.

4) Tener autorización por el órgano Jurisdiccional una convivencia supervisada que no exceda de 4 horas para menores de 3 años cumplidos y de 2 horas para menores a 3 años y con capacidades especiales.

5) Cumplir con las fechas y horarios establecidos por la autoridad.

6) Presentar identificación oficial vigente.

En caso de que se presenten anomalías por parte de los trabajadores del Centro de Convivencia, debe reportarse con el Director del Centro de Convivencia, si no se atiende la queja o no se da una solución, se reporta ante el Consejo de la Judicatura del Distrito Federal, quien en caso de haber sido demostrado que se cometió la anomalía tiene la facultad para imponer alguna sanción al respecto.

Una evaluación psicológica, ya sea a los progenitores, los menores de edad o las personas que solicitan la guarda y custodia del menor o deseen que se establezca el régimen de visitas y convivencia, para verificar que la convivencia de los progenitores con el menor no afecte su bienestar.

Las personas que sean parte de un juicio y que el Juez ordene que se lleve a cabo dicha evaluación.

¿No encontraste lo que buscabas?

Estamos para ayudarte

Nohemi

"Nadie debiese tener una duda o problema legal sin resolver"

Nohemí Díaz